¡ENVÍO GRATIS! para compras mayores a S/159

LUFFA : BENEFICIOS PARA TU PIEL

LUFFA : BENEFICIOS PARA TU PIEL

La LUFFA es un producto de origen vegetal, no se fabrica, nace de la naturaleza. Se utiliza para la elaboración de esponjas exfoliantes de alta calidad y con muy buenos resultados dermatológicos, además su capacidad de biodegradación es completa y absoluta.

Aquí te contamos cómo se obtiene, los beneficios para tu piel bonita y los cuidados para que dure mucho más. Te invitamos a seguir leyendo.

La LUFFA es una planta trepadora de la familia de las cucurbitáceas originaria de climas tropicales. Su fruto mide entre 20 y 30 cm. y es muy liviano.

¿Cómo se convierte el fruto de esta planta  en una esponja exfoliante para la piel?

Pasa por un proceso largo y maravilloso. Se deja madurar el fruto, se recolecta, se pela y se deja secar por unos meses. Así se consigue que sólo queden las fibras firmes y de uso exfoliante. Se limpian en agua a temperatura aproximada de 43ºC para ablandar las fibras. Como resultado se obtiene una esponja de alta calidad.

PROPIEDADES

  • Son hechas de manera artesanal.
  • Las esponjas de luffa son 100% naturales.
  • Son biodegradables.
  • Es un producto muy duradero, con buenos cuidados dura hasta 3 meses.

BENEFICIOS EN TU PIEL

Las LUFFAS exfolian tu piel de manera natural y lo hacen además cuidándola.

  • Eliminan las células muertas, limpiando profundamente la piel.
  • Estimula la circulación sanguínea combatiendo la celulitis.
  • Actúa como relajante muscular.
  • Disminuye el exceso de grasa en la piel.
  • Previene el enquistado capilar ( vellos encarnados )
  • Controla y previene la aparición de acné.

¿Cómo debo usar mi LUFFA?

La puedes usar seca o mojada según sea tu costumbre para exfoliar la piel.

  • Seca: Frótala delicadamente en las zonas más ásperas de tu piel: rodillas, talones, codos, piernas. Así limpiarás tu piel de las células muertas. Te recomendamos usar el exfoliante en gel o jabón líquido después para limpiar la superficie de tu piel bonita.
  • Húmeda: Antes de usarla, humedécela con agua, verás que no es tan rígida. Puedes agregarle tu shower gel de Aranza con minerales vegetales o el gel exfoliante de aloe & nuez para exfoliar e hidratar a la vez. Frótala suavemente contra tu piel con masajes circulares durante unos minutos y enjuaga.

Sentirás tu piel súper suave luego de la exfoliación y quedará lista para el siguiente paso en tu tratamiento corporal. Tu piel estará más receptiva para absorber los beneficios de tu crema hidratante o cualquier tratamiento que estés usando.

 

CUIDADOS DE LA LUFFA

  • Enjuágala después de cada uso y déjala secar al aire libre.
  • Guárdala lejos del baño, en un ambiente seco.
  • para evitar bacterias, lávala cada cierto tiempo con agua hirviendo. ( cada 3 usos ).
  • Reemplázala cada 3 meses o cuando veas que cambia de color o empieza a producir olor.

Prueba las nuestras, vienen en forma de guante exfoliante como obsequio en los packs que traen exfoliantes!

 

 

Post anterior Siguiente post

Deja un comentario

Por favor, ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados